Este movimiento hará que la versión de navegador móvil se vuelva inutilizable.

Con la adquisición de WhatsApp, Facebook ha monopolizado el mercado de la mensajería instantánea. Si se suman los usuarios de Messenger y WhatsApp, actualmente más de 1,800 millones de personas utilizan estas aplicaciones para comunicarse diariamente.

Si bien se esperaba que el siguiente movimiento de la compañía fuera fusionar ambas funciones o modificarlas para llegar a distintos tipos de mercados, en su lugar se tomó la decisión de retirar la versión de navegador de la versión para móviles.

Desde hace tiempo al querer ingresar a la versión de navegador, un mensaje redirige al usuario a la tienda para que descargue Messenger, pero teniendo aún la capacidad de continuar las conversaciones con otras personas.

Esto ya no será posible con este movimiento, por lo que si no se quiere descargar esta aplicación por el espacio que pueda ocupar en el teléfono, se tendrá que optar por la versión de escritorio, la cual permanecerá sin cambios.

Fuente: Xataka