Después de que compañías como Google o Disney rechazaran comprar a la compañía, las acciones en la bolsa de Twitter sufrieron una caída considerable.

Con una caída de un 20.10 por ciento, provocada en gran parte por la negativa de compra por parte Alphabet, compañía matriz de Google, el futuro de la red social se ve aún más incierto.

Y es que se esperaba que al adquirir a Twitter, Google complementaría las características de la red social con los servicios más integrales de YouTube, para hacerle frente a sus competidores Facebook y Snapchat.

Antes del desplome, las acciones de Twitter se habían disparado en más de un 80% respecto al mínimo histórico que alcanzaron hace unos meses gracias a que había esperanzas de que la compraran.

Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter, también recibió críticas por no prestarle toda su atención a Twitter. Dorsey también es CEO de Square, una empresa de tecnologías de pago que empezó a cotizar en bolsa en 2015.

Sin embargo, Twitter ha impresionado a los usuarios recientemente con sus transmisiones en vivo de los debates de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos y los grandes eventos deportivos, tales como los partidos de futbol americano de los lunes por la noche.

La pregunta es si Twitter podrá sobrevivir por su cuenta o se verá a obligada a retirarse de la competencia en redes sociales.

Fuente: CNN Expansión