Realizar ventas por internet no solamente se trata de subir los productos y esperar a que los clientes lleguen automáticamente, se necesita dedicación para lograr notoriedad.

Una de las mejores maneras de lograrlo es mediante una estrategia de SEO. Sin embargo, existen algunas prácticas que pueden perjudicarte al realizarlas, incluso con una penalización por parte de Google, que significa que se te asignara un lugar al final de los resultados de búsqueda. Esto quiere decir que tu marca no lograra la exposición que deseas y la probabilidad de concretar una venta será mínima. Para evitar esto te proporcionamos algunos consejos para mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

Contenido duplicado

Google ha diseñado un algoritmo especializado para penalizar a los sitios cuyo contenido sea de baja calidad, como el material duplicado. Idealmente habrá que ser creativo y encontrar diferentes ideas para tener un tema nuevo de que hablar en tu página. Es complicado desarrollar contenido original de manera constante, pero es necesario para no ser penalizado.

Evitar el Error 404

La experiencia de navegación de los usuarios se toma mucho en cuenta dentro del SEO. Esta se traduce en una mayor permanencia de las personas dentro de un sitio y le indica a Google que esa página web es importante. Uno de los factores que afectan la experiencia del usuario son los sitios inexistentes, es decir, que alguna vez estuvo en línea y Google la indexo pero ya no está disponible. Abrir una página y ver que no existe, es una experiencia desagradable para los usuarios, perjudicando su visibilidad en los resultados de búsqueda.

Se recomienda hacer un re direccionamiento 301 de los sitios que indiquen este tipo de error. Hacerla que vaya a una página relacionada o, en caso de no haberla, dirigirla la página de inicio.

Mal diseño web

El diseño web marca diferencia entre una página mediocre y una excelente. Entre los factores que habrá que tomar en cuenta en este ámbito son:

  • Fuentes: Deben ser legibles y de tamaño grande. Lo importante es que los usuarios puedan leer con facilidad el contenido sin hacer un esfuerzo adicional. Utilizar únicamente tres tipos de fuentes dentro del sitio, ya que al exceder este número podemos causar confusión en los visitantes.
  • Mapa del sitio: Este le ayuda tanto a los usuarios y a Google a conocer como están estructurados los sitios web. Por ejemplo, saber si tienen sección de contacto, preguntas frecuentes y otras que ayudan a tener una navegación fácil y sencilla dentro del portal web.
  • Enlaces internos: Estos mejoran la navegación interna entre las páginas del sitio web. De esta forma aumenta la permanencia de las personas dentro de tu portal.
  • Tiempos de cargas: Si las personas tardan más de 3 segundos en cargar, los usuarios cerrarán la página y el porcentaje de rebote con Google aumentara, indicando que es un sitio de mala calidad. Utilizar herramientas para optimizar estos tiempos será la solución para este inconveniente.

Optimización

Dentro del SEO las palabras claves son un factor que permite escalar dentro de los resultados de búsqueda, pero usarlas en exceso y de manera forzosa puede resultar contraproducente. Es recomendable utilizar sinónimos de las palabras clave principales e insertarlas de una manera natural, sin tener la intención de clasificarnos dentro de los resultados de búsqueda. Google lo que busca es contenido de calidad y no necesariamente sobre optimización de palabras clave.

Fuente: SoyEntrepreneur