Es algo natural el querer compartir y, por qué no, presumir a nuestros hijos con nuestros contactos en redes sociales.

Sin embargo, hay que tener cuidado con quién compartimos las fotos o videos de niños pequeños para evitar poner en peligro su seguridad y privacidad.

En términos generales, internet no es el lugar más adecuado para mostrar el cariño que tenemos por nuestros hijos, por lo que, en caso de hacerlo, debe ser con responsabilidad y respetando varias normas básicas.

{tab Respetar la intimidad de los pequeños}

Existen momentos que, aunque parezcan divertidos, solo son divertidos en el interior de la familia o amistades cercanas.

Debido a que el internet tiene una memoria eterna, es probable que los niños no quieran que ciertas fotos o videos de ellos circulando en la red cuando sean mayores.

{tab No publicar fotografías de niños desnudos}

Bajo ninguna circunstancia o locación como la playa, alberca o dentro de la casa se debe tomar parte en esta práctica.

Aunque pueden parecer momentos tiernos, esas imágenes pueden caer en manos de redes de intercambio de pornografía infantil.

{tab No compartirlas diariamente}

Cuando vayas a publicar una fotografía o video de tus hijos, siempre hazte esta pregunta: ¿En realidad esto es de interés para la gran parte de mis contactos?

Con esto limitarás de forma considerable la cantidad de imágenes en redes sociales de tus hijos.

{tab Utiliza el correo electrónico}

Si lo que buscas es compartir estas fotos con amigos íntimos y familiares, se recomienda utilizar el correo electrónico y evitar publicarlas en redes sociales.

{tab Limita la difusión}

En caso de que vayas a publicar fotos de tus hijos en redes sociales o en WhatsApp, ajusta la privacidad de tu perfil.

Con esto limitaras la cantidad de personas que verán estas imágenes.

{tab No proporciones pistas}

Evita incluir datos concretos de donde se tomó la foto o a qué horas, de esta manera no revelaras las rutinas de tus hijos.

Además, trata que en las fotografías no se vea el nombre de la calle donde vives, la entrada del colegio de tus hijos o la matrícula de tu automóvil.

{tab Evita etiquetar a los menores}

En las fotografías, no etiquetes a los menores con sus nombres y apellidos. Con esto evitarás que se indexes en los buscadores y que se puedan asociar las caras de los niños con su identidad real.

{tab Pedir permiso}

Si comparte imágenes en las que aparecen los niños de otros amigos, siempre debes preguntar a sus padres si están de acuerdo con subir estas fotos a la red.

{tab Pregúntale a tu pareja}

Ambos padres tienen que estar de acuerdo al momento de subir las fotografías de los niños en redes sociales.

{/tabs}

Fuente: ComputerHoy