De acuerdo a estudios, acceder a los perfiles personales de redes sociales pudiera traer beneficios al ambiente laboral.

Es un secreto a voces que muchas personas invierten parte de su jornada laboral navegando por Facebook, Twitter u otras redes. En total, un 75 por ciento de los empleados en Esta realiza esta actividad sin importar que las políticas de la empresa lo consideren como algo prohibido o tengan cierta limitación, de acuerdo al Pew Research Center.

De los encuestados, un 34 por ciento lo hace para darse un descanso mental, mientras que un 27 por ciento las usa para conectarse con sus amigos y familiares.

Esto claramente no es resulta del agrado de muchos dueños y jefes de las compañía, ya que en promedio, las redes sociales cuestan cientos de miles de millones de dólares anuales en cuestiones de productividad.

Es por esta razón que la mitad de las personas que participaron en el estudio declararon que la empresa donde laboran tiene restringido el acceso a redes sociales e Internet, para evitar un impacto negativo en la productividad general.

Por otra parte, el 24 por ciento de las personas que utilizan redes sociales de manera moderada en su trabajo, las han utilizado para hacer o fortalecer relaciones laborales y el 20 por ciento ha obtenido información que útil para resolver problemas en el trabajo.

Finalmente, un 12 por ciento de las personas las utiliza para conocer mejor a sus compañeros de trabajo, principalmente aquellos entre 18 y 29 años dijeron que la información encontrada mejoro la opinión que tenían sobre ellos.

Fuente: Sipse