Gran cantidad de información se comparte diariamente en las distintas plataformas sociales pero, ¿Cuál es la razón de que publiquemos cierto tipo de contenido?

En un estudio realizado por investigadores en psicología de la Universidad de Pennsylvania, enfocado en conocer cuales zonas del cerebro se activan cuando las personas leen encabezados y artículos relacionados con la salud, del popular diario The New York Times.

Utilizando Resonancias Magnéticas Funcionales o fMRI encontraron que, independientemente de si los participantes compartían o no los artículos, las mismas zonas del cerebro se activaban.

La conclusión a la que llegaron fue que: “La evidencia sugiere que las cuestiones auto-relevantes están entre los temas de conversación más frecuentes, especialmente en las redes sociales, y que revelar información sobre el yo puede ser inherentemente gratificante”.

Adicionalmente declararon que: “A través de este mecanismo neuronal, las expectativas de obtener resultados positivos sobre uno mismo al compartir, aumentan el valor percibido del intercambio de información, lo que a su vez incrementa la probabilidad de compartirla”.

También se logró identificar un patrón específico en la actividad cerebral, por lo que los psicólogos fueron capaces de investigar qué tipo de artículos son más factibles para convertirse en virales.

En concreto: “Las personas están interesadas en leer o compartir contenido que se conecte con sus propias experiencias o su sentido de quienes son, o de quienes desean ser”. “Se comparten cosas que puedan mejorar sus relaciones, hacerles lucir más inteligentes o empáticos o puedan hacerles ver bajo una luz positiva”.

Fuente: Merca2.0