Es natural preguntarnos de vez en cuando que pasara con lo que dejaremos atrás una vez que dejemos de existir, y una de ellas es nuestra identidad en redes sociales.

Debido a que almacenamos gran cantidad de información personal en nuestras cuentas de Facebook, Twitter, Gmail, etc., existe la preocupación de que se pueda hacer un mal uso póstumo de ella.

Pensando en esta situación, las organizaciones responsables de las redes sociales han implementado ciertas opciones que les permiten a los usuarios manejar como será usada su información antes de partir.

{slider Facebook}

Al darse cuenta del gran número de usuarios difuntos que contaban con perfil dentro de la red (aproximadamente 30 millones en los últimos 10 años), se implementaron diversas opciones para que cada personas tome la decisión que considere más apropiada.

Por ejemplo, en caso de tu deceso, puedes activar la opción de que tu perfil se pueda convertir en conmemorativo. Alguno de tus familiares o amigos debe notificar a Facebook de tu fallecimiento para que ellos cambien la configuración de tu cuenta, convirtiéndola en un mural celebrando a tu vida.

También puedes elegir que se cierre tu cuenta para siempre, seleccionando a un contacto de legado o, en su defecto, que demuestre que tiene acceso a todas tus cosas de manera legal. Si no se cumplen estos requisitos, tu cuenta permanecerá abierta.

{slider Instagram}

De manera similar a Facebook, puedes convertir tu perfil en uno conmemorativo, mediante un familiar o representante legal que debe reportar tu deceso a la empresa y solicitar tu perfil en uno póstumo.

Igualmente puedes solicitar el cierre del perfil, presentando un certificado de nacimiento, defunción y un comprobante de que la persona que hace la solicitud representa legalmente del fallecido.

{slider Twitter}

Twitter cuenta con una política estricta referente a la muerte de sus usuarios, ya que nadie puede entrar a una cuenta después de que el fundador pase a mejor vida.

En esta red solo se puede solicitar el cierre definitivo del perfil, solamente por un familiar directo con la papelería correspondiente.

{slider Correo electrónico}

La gran mayoría de las compañías respetan la información del usuario y no permiten que un tercero obtenga la información por defecto. El usuario puede activar la opción de que alguien más maneje su cuenta de manera póstuma, ya sea un familiar o representante legal.

{/sliders}

Fuente: SoyEntrepeneur

Guardar

Guardar