Con la llegada de Whisper a México en los primeros meses del 2016, se retoma el debate sobre las redes sociales que permiten publicar anónimamente.

Cuando escuchamos el término de “redes sociales”, algunos de los aspectos más significativos es el de publicar nuestros momentos y pensamientos con otras personas identificándonos como autores de los mismos o en su defecto relacionándonos directamente con el contenido que publicamos.

Cualquiera que sea el caso, estamos exponiendo un poco de nosotros en cada publicación obteniendo a cambio el reconocimiento de las personas mediante alguna reacción o comentario que alimenta una conversación.

Este es uno de los principales atractivos de las redes sociales, por lo que puede resultar extraño que existan plataformas de este estilo con la característica principal de permanecer en el anonimato.

Redes como Secret, Confide, Rumr, PostSecret y Whisper ofrecen a los usuarios la posibilidad de revelar información personal o pensamientos sobre sí mismos y otros, sin requerirles ingresar algún dato que los identifique como individuos.

Uno de los objetivos principales por las que fueron creadas es el de ofrecerle a las personas una plataforma para ser auténticas y no tener que mantener una imagen ante sus contactos de Facebook por ejemplo.

Con esto se pretende que estas redes sean un método de desahogo con el que las personas sean menos propensas a cometer bullying en la vida real. Sin embargo, ambas han sido víctimas de usuarios que postean información o fotografías de terceros, causando el efecto contrario.

Si bien podría ser fácil culpar a las aplicaciones por ofrecer estos espacios, es interesante analizar si este es el caso o si son las personas las que convierten a estas redes anónimas en un lugar de negatividad.

Este último argumento se reafirma en los diferentes foros de internet donde, sin importar la seriedad del sitio o el tema que se está tratando, siempre existen comentarios negativos e insensibles hacia otras personas aprovechando la anonimidad y desconexión entre una persona y otra.

Habrá que ver como evoluciona el uso de Whisper en nuestro país, con el precedente de que Secret no dejo una buena imagen cuando arribo hace un par de años.